jueves, 25 de junio de 2009

Fallece el padre del Son Nica, Camilo Zapata, irónicamente el día del padre en Nicaragua.

Escuche:
Flor de Mi Colina
Minga Rosa Pineda

Según declaró Gustavo Zapata, hijo del cantautor nicaragüense, su padre presentaba serias complicaciones. Hace siete años se le detectó Alzheimer, y durante los últimos cinco meses pasó postrado en una cama. La debilidad le robó la fuerza que le caracterizaba, y la lucidez se apagó poco a poco. “La causa de la muerte fue la vejez. En septiembre, mi papá iba a cumplir 92 años.
 
Además de su edad, la enfermedad le complicó más la salud, le provocó una deficiencia orgánica en el cuerpo. Sin embargo, no sufrió”, relató. De hecho, hace tres días el médico que lo atendía advirtió a los cuatro hijos “que se prepararan”, porque no le daban mucho tiempo de vida.
 
Por su parte, Rodolfo Zapata, también hijo del compositor, señaló que ayer por la noche se realizaría la vela en la residencia, ubicada en Valle Dorado, y hoy al medio día el cuerpo de su padre sería trasladado a la funeraria Monte de los Olivos, donde permanecerá hasta el sábado, cuando se llevará a cabo una misa póstuma en el Colegio María Mazzarello.

El sepelio será en Jardines del Recuerdo, en Ticuantepe.

Ayer, Día del Padre, sus hijos se refirieron a Camilo Zapata catalogándolo “en resumen, el mejor del mundo”. También dijeron que entre los bellos recuerdos que tienen es su apodo “Huracán Zapata”, puesto que gozaba de mucha fuerza y vigor.

Familia musical también sufre. Sin duda alguna, el pentagrama artístico nacional llora la pérdida de este icono del son nicaragüense. Amigos de Camilo Zapata, aseguran haber recibido las mejores lecciones magistrales en cuanto a humildad y calidad humana. Así lo expresa Carlos Mejía Godoy, quien desde que tenía uso de razón sintió la influencia artística de Camilo Zapata, con quien comparto inolvidables momentos. “Comparo la noticia de su muerte con la caída de un rayo en seco, que nadie esperaba, a pesar de que sabía que él no estaba muy bien de salud; aún no nos acostumbramos a la idea de que se haya ido físicamente”.
 
“A Nicaragua, de manera espontánea, una vez la llamamos ‘La república de los pájaros’, y yo le dije a Camilo Zapata, que él estaba en la rama más alta. Era un ser humano extraordinario”, recordó Mejía Godoy.
 
Por su parte, la cantautora Norma Helena Gadea, quien se encontraba en Panamá, expresó sentirse impactada por la muerte del “Padre del Son nica”, como le decían sus homólogos.

“Lo conocí hace muchos años. Éramos amigos, no solamente teníamos relaciones profesionales, porque él ponía su corazón en todo. Estoy de duelo”. Dijo que la última vez que estuvo con él fue durante el homenaje que realizó el Teatro Nacional Rubén Darío, el 5 de diciembre de 2008.“Como un padre musical” lo define el cantautor Juan Solórzano, quien expresó sentir un inmenso dolor por la partida física del compositor nicaragüense. “Aún no absorbo la noticia, para mí es muy difícil. A partir de ahora nace un verdadero compromiso con la música nicaragüense, ahora más que nunca el son nica vive”, dijo.
 
Muere un mito y nace la leyenda. Tras propagarse la noticia de la muerte del “Clarinero Mayor”, la Asociación de Artistas de Nicaragua emitió un comunicado de prensa en el que lamentaron la muerte del insigne y laureado compositor. “Su obra imperecedera quedará registrada con letras de oro, en los anales de nuestra historia musical, hoy murió un mito y nació una leyenda (…) murió el padre de nuestra música y hoy sus hijos lloramos su partida”, cita el comunicado.

Su vida.
Zapata nació en Managua, el 25 de septiembre de 1917, culminó sus estudios de secundaria en el Colegio Bautista, luego estudió topografía por correspondencia y se fue a Chinandega después del terremoto de 1972. Él fue el primer nicaragüense que grabó en disco “Caballito chontaleño” y “Solar de Monimbó”, prensado por la RCA de México, cuando los discos eran de 78 revoluciones por minuto, y fue, además, el primer músico nicaragüense en internacionalizarse.
 
“Camilo Zapata Zúñiga es poeta y músico bajo el cielo de maíz y trigo, bajo el bejuco o el mecate de cabuya, sobre el zacate o frente al barro del comal, junto a la piedra de moler o al jicarero. De toda esa instrumentación está llena su orquesta”, expresó en una ocasión el periodista Joaquín Absalón Pastora.Entre los temas más emblemáticos de Camilo Zapata se cuentan “El Solar de Monimbó”, “Caballito chontaleño”, “Flor de mi colina” y “Minga Rosa Pineda”, entre otras.

2 comentarios:

slave to th hell dijo...

demonios otro k se va

Maria dijo...

Camilo Zapata descanse
en Paz!
Su música bellísima, como
los ríos, las lagunas, y volcanes
de mi Nicaragua Amada.
Gustavo Zapata siento mucho
la partida de tu papi.