jueves, 3 de mayo de 2007

Versión infantil de El Güegüense

Publicado por La Prensa.
La segunda edición del libro Historia del Muy Bandido, Igualado, Rebelde, Astuto, Pícaro y Siempre Bailador Güegüense, de María López Vigil, fue presentada oficialmente en el parque central de Diriamba, Carazo, el pasado viernes .

Los habitantes de ese municipio disfrutaron de una completa fiesta popular, la cual inició alrededor de las 6:00 p.m. y en la que se presenció gran cantidad de bailes y mucha música.

Durante su intervención en la actividad, López Vigil explicó que la historia de El Güegüense es muy compleja y aunque el libro esté dirigido a la niñez, también puede servirle de referencia a personas adultas, quienes al leerlo se les facilitará conocer y entender al complejo personaje.

Según la autora, su mayor satisfacción fue presentar la obra ante un público amplio, al que le expresó que “El Güegüense es una burla al poder y por lo tanto todos debemos ser güegüenses”.

Ante las palabras de la autora, los presentes se mostraron muy complacidos, incluyendo a Dora María Téllez y Julio Francisco Báez, quienes fueron invitados por López Vigil para “echarle piropos” al Güegüense, al igual que lo hicieron el poeta Ernesto Cardenal, Juan Bautista Arríen, Margarita Vannini, del Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica (IHNCA) de la Universidad Centroamericana (UCA) y el Embajador de Noruega, Kristen Christensen.

El libro Historia del Muy Bandido, Igualado, Rebelde, Astuto, Pícaro y Siempre Bailador Güegüense cuenta con ilustraciones de Nivio López, hermano de la autora.

EL MOTIVO DEL LOCAL

Eduardo Báez, director de la Fundación Libros para Niños, la cual organizó el evento, comentó que la celebración se realizó en esta localidad como un homenaje al pueblo diriambino, considerado cuna del Güegüense por conservar sus tradiciones ancestrales, entre ellas el baile y obra teatral El Güegüense o Macho Ratón.

Para hacer alusión al significado de la localidad, se presentó el bailete de los promesantes, o baile tradicional de El Güegüense o Macho Ratón.

Asimismo, la gente disfrutó de la presentación del grupo de danza de la Academia de Santa María de Diriamba y de las voces de Carlos Mejía Godoy y Mario Montenegro.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho el güegüense por su forma de burlarse ante los españoles.

Mendoza dijo...

Ante la fuerza, el arma que utilizó fue la sátira y la burla, fingiendo sodera y utilizando mucho las frases de doble sentido y no dejar que le esquilmaran, en forma de impuestos, sus pertenencias.